jueves, 27 de marzo de 2014

¡No entiendo a los enemigos de la leche!

Hago mi mejor esfuerzo. Pongo la mejor cara. Disimulo. Pero esto es remar en brea. Es toparse una y otra vez con estas nuevas modas neosuicidas del siglo XXI.

Entiendo que matarte a los 27 años tenga cierto glam digno de celebridades y músicos. También sé que hoy en día sos vacío si no "curtís" alguna de esas modas neo-cool-retro-vintage-foodie... Pero se pasan de la raya, chicos.

Se pasan de la raya.

Hace unos días me pasaron un link a una nota del diario La Nación que trataba sobre la nueva (aunque no tan nueva porque hace rato había visto "documentales") moda de los enemigos de la leche. Si sos el destinatario perfecto para un documental, al menos preocupate.


No me gustaría ser objeto de un documental salvo que quiera "chapear" en la cola del Bafici: "Mirá, yo soy el freak que sale en el documental de los enemigos de la leche"

En éste link pueden leer (si quieren, tampoco los obligo, y menos me voy a hacer cargo de lo que les pueda causar en sus mentes) un análisis sobre esta nueva rama del vegetarianismo donde tampoco toman leche. 

Hagamos un STOP. No hablo del vegetariano que no toma leche porque la leche proviene de un animal maltratado. A ese tipo de vegetariano, que no consume ni leche ni huevos, aunque no comparta su filosofía de vida, al menos lo considero coherente. Porque tiene el coraje de comer solamente pasto y respetar a rajatabla su postura. Seamos sinceros, si sos vegetariano pero no te importa como tienen a las gallinas en los criaderos, sos igualito a un cristiano que reza los domingos para arrinconar a la mujer de su jefe en la oficina los lunes, total el perdón nos lo van a dar rezando padrenuestros y no obrando.

Pero al margen de toda esta guitarreada que logró desviar el foco de atención de mis lectores hacia la mujer y el hombre, en la oficina, estamos acá para hablar sobre la nueva máxima (y no hablo de la reina): La leche es mala.

Cada vez que alguien se rehúsa a tomar leche Darwin se abraza a El origen de las especies y muere de tristeza sin siquiera gritar los goles de All Boys.

Vamos en contra de miles de años de evolución porque un día nos levantamos con ganas de cagarle el día al Guerrillero con una de estas nuevas modas que me ponen los pelos de punta. 

Lo irónico es que vayan en contra de la evolución y los que involucionen sean ellos. 

Les voy a contar algo, que proyectado a este tema, va a facilitar un poco el des-evangelizar a esta turba iracunda de los lácteos. Hace un tiempo estaba hablando con mi médico sobre la efectividad de los anti-inflamatorios/antipiréticos en general y él me dijo algo bastante sensato: los efectos de la Aspirina los conocemos hace mucho porque hace más de cien años que se toma, el Paracetamol, en cambio, es mucho más nuevo, y ni siquiera se conoce del todo como es su funcionamiento. 

Esto que acabo de decir no quiere decir que si tomás Paracetamol no te baje la temperatura mucho más rápido que con la Aspirina o te saque mejor el dolor de cabeza. Esto quiere decir que, porque te provoque eso, no podés (ni tenés el derecho bíblico) de extender ese beneficio hacia la totalidad del uso del producto.

Con esto voy a que algunos New-Milk-Haters que demonizan a la leche experimentaron alguna que otra mejora en su salud, vida, mente... y por eso creen que pueden decir que para todos va a ser así.

No, chicos. Hace falta que se hagan estudios sobre miles de participantes de una forma sistemática y documentada, durante años... Eso es mucho más que la simple extrapolación de experiencia de vida de un nuevo Ravi Shankar de la soja que dejó de tener hemorroides por dejar la leche y abusar de los picantes.

Ni hablar cuando las madres extienden sus nuevas neurosis patológicas por la falta de interés de sus maridos que se escapan con casi cualquier motivo sólo porque no quieren escuchar el nuevo discurso de la revistita que te recomienda que para tener la piel linda en Mayo te untes los cachetes con pavimento asfáltico, para tener el pelo más firme consumas veintitrés kilos de trigo burgol hervido en extracto de lichi tailandés, y para mejorar tu sexualidad, tu vista y conseguir mejores turnos en la podóloga dejes de consumir leche y te hagas una regia sopa de soja.

¡Con madres así y yo que me quejaba de mi vieja! 

Si son tan geniales, inteligentes y evolucionados que pueden adivinar el futuro de la humanidad y sus beneficios por dejar de consumir leche, ¿por qué no me tiran los números de la quiniela?... ¿eh?... ¡grosos de la chocolatada de soja!






El Guerrillero Culinario

https://instagram.com/guerrilleroculinario/https://twitter.com/LaGuerrillaFoodhttps://www.facebook.com/GuerrilleroCulinariohttps://www.youtube.com/c/GuerrilleroCulinarioOK

9 comentarios:

Parker dijo...

Cada vez que te leo me caés mejor

Julieta Barado dijo...

Dios, me hiciste reír mucho. Resumo: me parece una boludes hacerse tanto problema por todo, la comida está para disfrutarla sin pensar tanto. Excelente post, con el humor justo... Es la primera vez que entro y ya quiero ver que más nos traes. Un beso! Juli

Felipe dijo...

che muy buenos los posts. Totalmente de acuerdo con vos en esta, hoy en dia con las movidas marketineras cualquier salamin que hace pseudo ciencia puede convencer a mas de uno de cualquier cosa y llenarse los bolsillos desinformando.
Pregunta, no se te ocurrio poner categorias para los posts?
Abrazo grande

Guerrillero Culinario dijo...

Se me ocurrió, como varias cosas, pero no me da el tiempo :-(

SILABARIO dijo...

No te hagas tanto problemas!!! mientras existamos los gays, tenés looby asegurado para que nunca llegue a ser epidemia.

Unknown dijo...



Gracias Totales!! excelente explicación!

Unknown dijo...

La mejor respuesta que vi a esta estupidez, a la bobice de "somos los únicos animales que toman leche de adultos" -si señora pero acuérdese las vacas tampoco usan facebook.

Santiago dijo...

Genial!!

Santiago dijo...

Genial!!!!